La buena comida en tu mesa

5 cosas que tienes que saber si vas a hacer un postre en una taza

Los dulces en una taza se han convertido en la forma más sencilla y rápida de elaborar un pastel, incluso alguien que no tenga idea de repostería puede hacerlo perfectamente y quedar bien.

Cuando te apetece un dulce ahora, en el momento, hacerlo en una taza puede ser la mejor solución. El sábado celebraremos una fiesta con amigos, y de postre haremos esta receta de mousse de limón en el microondas. Pero si no has hecho nunca un bizcocho o un pudín en una taza, tienes que saber estas 5 cosas de antemano, para que no te pillen por sorpresa.

5 cosas que tienes que saber si vas a hacer un postre en una taza

No tienes que utilizar obligatoriamente una taza

Seguramente que has visto en blogs los bizcochos en unas tazas, pues la tendencia a hacer postres en el microondas se ha extendido recientemente, pero las tazas no son la única herramienta que puedes utilizar para hacer los dulces. Funcionan igualmente tarros de cristal, moldes e incluso vasos de papel para usar y tirar. Recuerda que puedes usar plástico, papel o vidrio, nada de metal.

Nunca llenes la taza más de la mitad

Para asegurarte de que el postre acabará en tu estómago y no desparramado por el interior del microondas, no olvides nunca llenar la taza únicamente hasta la mitad, pues el bizcocho sube al cocinarse.

Usa los huevos con precaución

Los huevos pueden incluirse, pero no son necesarios en todas las recetas de postres en una taza. Los huevos sirven para hacer un dulce cremoso, pero también pueden hacer que un bizcocho quede pesado y denso.

Al hacer un bizcocho, una buena regla es utilizar un huevo grande para dos tazas. Si no quieres utilizar huevos hay varias alternativas utilizando otros ingredientes húmedos y pegajosos, como mantequilla de cacahuete, Nutella o salsas de frutas o chocolate.

Empieza con cocciones cortas

No todos los microondas tienen la misma potencia, así que para encontrar el tiempo de cocción justo, puede que te lleve varios ensayos. Los postres en tazas se hacen muy rápido, así que para evitar la sobrecocción, empieza con tiempos cortos, empezando por el menor tiempo en la receta. Si vez que no está cuajado del todo, continua con varios segundos más. Es preferible quedarse corto que pasarse.

Saber que el postre se desinflará

Una vez que el postre esté en la recta final de la cocción, se podrá ver que se ha inflado y parece bastante grande. Pero es normal que cuando lo saques del microondas se desinfle bastante, ocurre con casi todos los postres de taza. No es que te haya salido mal, es que es así.